Se descubre ruta comercial vikinga en Noruega

El deshielo ha desvelado una ruta comercial vikinga cerca del glaciar Lendbreen, en Noruega. Los artefactos encontrados por arqueólogos muestran que el camino fue utilizado entre los años 300 y 1500 de nuestra era, viviendo un pico en su actividad alrededor del año 1000.

Pero, ¿de dónde son los vikingos? Noruega, Suecia y Dinamarca son los países vikingos por excelencia, aunque Escandinavia en general es considerada por muchos tierra vikinga. Su gusto por colonizar nuevos territorios, los saqueos, los ataques y el comercio provocaron su expansión por gran parte de Europa, pero también les hizo llegar hasta América.

Los descubrimientos de Lendbreen

En el año 2011, excursionistas ya encontraron una túnica de lana de unos 1700 años de antigüedad, pero el derretimiento del glaciar Lendbreen, provocado por el cambio climático, ha dejado al descubierto alrededor de 800 nuevos utensilios y artefactos que mostraron la existencia un puerto de montaña que habría sido ruta comercial. El camino se encuentra indicado por señales de piedra, pero también gracias a las herraduras y clavos provenientes del paso de los caballos.

Herradura de caballo encontrada en Lendbreen
Herradura de caballo encontrada en Lendbreen. Fuente: Revista Antiquity

Estos puertos de montaña fueron zonas de paso para viajeros, cazadores, comerciantes y para labores como la trashumancia, ya que los pastores podían aprovechar la movilidad que permitían estos lugares para trasladar el ganado.

En Lendbreen, las señales de piedra marcan el camino hacia el norte sobre la cresta de la montaña y bajando por su zona sur hacia el valle Bøverdalen. En este punto, probablemente la ruta se dividiría por un lado hacia Sulheim y por otro hacia Neto. Pudo haber sido también un cruce entre una serie de caminos terrestres que conducían al norte, oeste y este de Noruega. Rutas que habrían facilitado el transporte de productos rurales como pieles, mantequilla o los cuernos de reno para hacer peines, exportaciones típicas de la Noruega vikinga.

En este nuevo descubrimiento se han encontrado elementos relacionados con el transporte, como restos de trineos, herraduras, clavos de hierro, bastones de caminar (entre ellos uno con una inscripción rúnica), prendas de vestir como zapatos de cuero, una túnica, una manopla, más de 50 restos textiles e incluso una rueca de madera. Los objetos orgánicos más antiguos son de la Edad del Bronce, de entre el año 1750 a.c. y el 300 de nuestra era. Destacan un esquí y útiles de caza, especialmente flechas.

La investigación forma parte del Programa de Arqueología Glaciar, que ha descubierto más de 3000 artefactos en 51 zonas de Oppland, lugar donde se encuentra Lendbreen. Entre esas piezas hay textiles, herramientas, cuernos de renos, huesos de caballo o restos de estiércol. Hay que entender esta zona fue un punto importante para la caza de renos desde la Edad del Bronce hasta la Época Vikinga, por lo que no es extraño ver este tipo de elementos.

El caso de Lendbreen es importante porque muestra claras evidencias de su uso como puerto de montaña y es el primer paso conocido que cruza un parche de hielo, lo que proporciona unas excepcionales condiciones de conservación para los objetos perdidos por los antiguos viajeros.

Deja un comentario